RSS

Archivo de la categoría: BACHILLERATO

PROMOCIÓN 2012-2018

¡No están todos los lo son, pero son todos los que están! Estoy muy orgullosa de tod@s y cada un@ de ell@s. ❤

¡Mira que son y están guap@s! ❤ Igual es que sois mi primera promoción en el IES. BEURKO 😛

Cuando tenga más fotos de la orla, las comparto con vosotr@s

Anuncios
 
2 comentarios

Publicado por en 13 junio 2018 en BACHILLERATO

 

GENERACIÓN DEL 27

Se denomina Generación del 27 al grupo de poetas que comienzan su actividad literaria en España en los años veinte del siglo pasado, renovando la lírica española durante los años veinte y treinta.

En la siguiente presentación encontrarás tanto a los miembros masculinos como a los femeninos, más conocidos estos últimos como Las sinsombrero.

PINCHA LA IMAGEN– encontrarás una presentación digital, para avanzar (después de haber leído toda la información que te proporciono) deberás pinchar, o clickar, la tira anaranjada que te aparece en el lateral derecho de la presentación. En el extremo inferior hallarás varios iconos; trastea con ellos si quieres, pero el que más te interesa es el de  la flecha de doble dirección que te proporcionará una visión amplia de la presentación.

Ahora ya sabes mucho más sobre este movimiento 😛

 

 
Deja un comentario

Publicado por en 4 junio 2018 en BACHILLERATO, LITERATURA

 

LA GENERACIÓN DEL 27 Y LAS SINSOMBRERO

El nombre surge a raíz de su participación en el tercer centenario de la muerte de Góngora, que tuvo lugar en el Ateneo de Sevilla en 1927. La conmemoración supuso el definitivo descubrimiento de la literatura barroca, que ensalzó la libertad de la imaginación e e intentan encontrar la belleza a través de la imagen. Pretenden eliminar del poema lo que no es belleza y, así, alcanzar la poesía pura.

A pesar de la fuerte personalidad de cada poeta, desde el principio mostraron inquietudes y gustos comunes: edades similares, actitud política afín a la República (excepto Gerardo Diego), amistad forzada en la residencia de estudiantes, publicaciones en las mismas revistas culturales,… De ahí que se les considere como generación o grupo poético.

La Generación del 27 está integrada por: Pedro Salinas, Jorge Guillén, Rafael Alberti, Luis Cernuda, Vicente Aleixandre, Damaso Alonso, Gerardo Diego, Federico García Lorca, Manuel Altolaguirre, Emilio Padros y Miguel Hernández.

Esta es la información tradicional que ha llegado hasta nuestros días a través de los libros de texto, un grupo formado por hombres. Sin embargo, esta idea no es cierta. En la Generación del 27 había un grupo de mujeres intelectuales que han quedado en la sombra, casi abandonadas al olvido, pero afortunadamente la historia y el paso del tiempo ha reivindicado su nombre y las ha colocado en el lugar que les corresponde en el mundo de las letras.

Como podemos ver en la siguiente fotografía, se trataba de un grupo heterogéneo: hombre y mujeres, no solo de hombre.


El término de Generación del 27 es considerado al grupo  de escritores masculinos, mientras que al grupo formado por las féminas se las denomina Las Sinsombrero. Se incorporaron al mundo intelectual rompiendo las normas sociales y culturales, consideradas mujeres modernas enemigas de la familia tradicional, motivo por el que se las relegó a la sombra.

¿Pero de dónde viene el nombre de las “sinsombrero”? Según Tanía Balló, fue la pintora gallega Maruja Mallo la que escribió por primera vez del término los “sinsombreristas’, al relatar una anécdota, una “performance” que hizo junto a Lorca, Dalí y Margarita Manso en la Puerta del Sol de Madrid, cuando decidieron quitarse el sombrero y les tiraron piedras.

Margarita Manso, Maruja Mallo, Ángeles Santos, Concha Méndez, Marga Gil Roesset, María Zambrano, María Teresa León, Rosa Chacel, Ernestina de Champourcin y Josefina de la Torre,… son algunas de las representantes de una generación que sufrió, como la de los hombres (Lorca, Cernuda, Buñuel, Alberti…) el exilio y la Guerra Civil; pero sumó otra discriminación, la de género. 

 

 

Más información

las sinsombrero 1                las sinsombrero 2               las sinsombrero 3

las sinsombrero 4                las sinsombrero 5               algunos poemas

 
1 comentario

Publicado por en 22 mayo 2018 en BACHILLERATO, LITERATURA

 

POEMAS DE ANTONIO MACHADO (VI)

A lo largo de varias entradas nos acercaremos a los poemas de Antonio Machado que entran en la Prueba de Acceso a la Universidad (PAU). Los poemas los trataremos en profundidad en clase, en estas entrada encontrarás unas simples pinceladas.

 

               EL CRIMEN FUE EN GRANADA

1. El crimen

  Se le vio, caminando entre fusiles,
por una calle larga,
salir al campo frío,
aún con estrellas de la madrugada.
Mataron a Federico
cuando la luz asomaba.
El pelotón de verdugos
no osó mirarle la cara.
Todos cerraron los ojos;
rezaron: ¡ni Dios te salva!
Muerto cayó Federico
—sangre en la frente y plomo en las entrañas—
… Que fue en Granada el crimen
sabed —¡pobre Granada!—, en su Granada.

2. El poeta y la muerte

  Se le vio caminar solo con Ella,
sin miedo a su guadaña.
—Ya el sol en torre y torre, los martillos
en yunque— yunque y yunque de las fraguas.
Hablaba Federico,
requebrando a la muerte. Ella escuchaba.
«Porque ayer en mi verso, compañera,
sonaba el golpe de tus secas palmas,
y diste el hielo a mi cantar, y el filo
a mi tragedia de tu hoz de plata,
te cantaré la carne que no tienes,
los ojos que te faltan,
tus cabellos que el viento sacudía,
los rojos labios donde te besaban…
Hoy como ayer, gitana, muerte mía,
qué bien contigo a solas,
por estos aires de Granada, ¡mi Granada!»

3.

  Se le vio caminar…
Labrad, amigos,
de piedra y sueño en el Alhambra,
un túmulo al poeta,
sobre una fuente donde llore el agua,
y eternamente diga:
el crimen fue en Granada, ¡en su Granada!

 

Cuando estalla la Guerra Civil, Machado quiere ser poeta cívico y bélico y así surgen sus Poesías de guerra desde una exaltación patriótica republicana reflejan la conversión del poeta a la causa de la justicia y la solidaridad. La pieza más hermosa de la serie es “El crimen fue en Granada”, desgarradora elegía a Federico García Lorca.

La distribución tripartita del contenido responde a la intencionalidad épica y lírica que posee este poema de Antonio Machado. El uso de la misma rima asonante en los versos pares es la propia de los romances que, como es sabido, se caracterizan por una marcada intención narrativa al exaltar la memoria de un héroe popular; mientras que el llanto o la elegía por la víctima del crimen, Federico García Lorca, es el elemento que da la emotividad lírica al poema.

TEMA: Elegía por la trágica muerte de F. García Lorca, asesinado en Granada.

MÉTRICA: El poema emplea la silva como forma métrica (se trata de una combinación de heptasílabos y endecasílabos), se trata de silva arromanzada porque riman en asonante los versos pares (sonidos: a-a), quedando libres los impares. Existe una marcada intención narrativa al exaltar la memoria de un héroe popular; mientras que el llanto o la elegía por la víctima del crimen, Federico García Lorca, es el elemento que da la emotividad lírica al poema, recordando, a modo de homenaje, el estilo y lirismo de Lorca en muchas de sus composiciones como en Romancero gitano.

ESTRUCTURA: Podemos dividir el poema en tres partes:

– Primera parte, que va del verso 1 al 11. Localización espacio-temporal de cómo sucedió la muerte de Federico García Lorca.

– Segunda parte, que va del verso 12 al 33. Aparece la muerte. Federico se enfrenta a ella sereno, sin miedo, entablando con ella un diálogo como dos grandes conocidos y amigos.

– Tercera parte, que va del verso 34 al 40. No tiene título. Antonio Machado pide al pueblo que labre un monumento en la Alhambra, con el cual recordar eternamente que el crimen se produjo en Granada, en su tierra natal.

ESTILO: Machado en este poema buscaba la sencillez y la claridad. Lo importante es la emoción.

– Personificación dela muerte como “ella” ,“gitana, muerte mía” y en “sobre una fuente donde llore el agua, y eternamente diga”

– Repeticiones “torren y torre” y “yunque-yunque y yunque”

– Simbolismo: “guadaña” (muerte) el agua,la fuente y la luz, símbolos de la vida en su poética. Aparece el “caminar“: el camino en Machado simboliza el recorrido que se hace en la vida

– Metáforas: “diste el hielo a mi cantar” (lo matan).

ATENCIÓN:

– El “paseíllo” se conoció en España al trayecto que recorrían las víctimas hasta el lugar de su ejecución.

– El primer verso de la tercera parte aparece cortado: “Se le vio caminar…” es interrumpido por una intensa pausa emocional que corta definitivamente la narración. El verso continúa (“Labrad, amigos,”) con la petición al pueblo para que labre un túmulo de piedra en memoria de Federico

En esta vídeo podemos ver una reconstrucción del fusilamiento de Lorca.

 

Esta entrada está relacionada con:

Vida y obra de Antonio Machado

Poemas de Antonio Machado (I)

Poemas de Antonio Machado (II)

Poemas de Antonio Machado (III)

Poemas de Antonio Machado (IV)

Poemas de Antonio Machado (V)

 
Deja un comentario

Publicado por en 14 mayo 2018 en BACHILLERATO, LITERATURA

 

POEMAS DE ANTONIO MACHADO (V)

A lo largo de varias entradas nos acercaremos a los poemas de Antonio Machado que entran en la Prueba de Acceso a la Universidad (PAU). Los poemas los trataremos en profundidad en clase, en estas entrada encontrarás unas simples pinceladas.

En 1924, se publica Nuevas canciones. En esta época se lamenta de que su impulso creador parece haberse frenado. Lo más característico de este ciclo es el centenar de nuevos Proverbios y cantares, consisten en sentencias o pensamientos con frecuencia paradójicos, a veces oscuros, otras triviales en los que las inquietudes filosóficas pasan a primer término. Conviven lo emotivo, lo cerebral y lo reflexivo, las impresiones paisajísticas y lo popular y lo culto, el progresivo deseo del poeta de abrirse a los demás y valorar independientemente al prójimo.

El título de la obra define muy bien sus composiciones. Un proverbio es una sentencia, un refrán y término cantares, podemos asociar la estrofa corta, el verso breve y las repeticiones con los recursos y rasgos más propios de las canciones o cantares populares.

 

PROVERBIOS Y CANTARES

  

 ……………I

El ojo que ves no es

ojo porque tú lo veas;

es ojo porque te ve.

           

Tema: Búsqueda de la esencia del ser no de su apariencia externa.

Métrica. El proverbio está formado por una estrofa de tres versos octosílabos (arte menor), con rima en asonante. Es una soleá: 8a 8- 8a.

ATENCIÓN:

– La aparición del tú, el otro

 

                XV

Busca a tu complementario,

que marcha siempre contigo,

y suele ser tu contrario.

 

Tema: La complejidad del ser humano y sus contradicciones.

Métrica. El proverbio está formado por una estrofa de tres versos octosílabos (arte menor), con rima en consonante. Es una tercerilla: 8a 8- 8a.

ATENCIÓN:

– Poema breve pero muy filosófico. La complejidad y los contrastes del Ser humano. Algunos estudiosos nen en este proverbio la idea popular de la atracción entre opuestos.

 

               LI

Demos tiempo al tiempo:

para que el vaso rebose

hay que llenarlo primero.

 

Tema: El Ser humano se va formando con las vivencias y el paso del tiempo.

Métrica: formado por tres versos de arte menor con rima asonante 6a-8b-8a.

ATENCIÓN:

– Vaso interpretado como símbolo de vida.

 

               LXVI

Poned atención:

un corazón solitario

no es un corazón.

 

Tema: El Ser Humano necesita al otro (complementario) para estar completo.

Métrica.El proverbio está formado por una estrofa de tres versos de arte menor, con rima en consonante. Es una tercetilla: 6a 8- 6a.

ATENCIÓN:

-Rotundidad de la negación en el último verso.

 

               LXXXIV

Entre las brevas soy blando;

entre las rocas, de piedra.

¡Malo!

 

Tema: Crítica de la falsa apariencia del Ser Humano.

Métrica: Estrofa formada por tres versos de arte menor de variada longitud. Rima asonante: 8a-8b-2a

ATENCIÓN:

– Paralelismo y anáfora reforzar el contraste de blandura y dureza.

– La exclamación retórica intensificada por el breve y contundente adjetivo negativo “¡malo!”

 

               LXXXV

¿Tu verdad? No, la Verdad,

y ven conmigo a buscarla.

La tuya, guárdatela.

 

Tema: Búsqueda de la verdad absoluta (de la esencia).

Métrica: estrofa formada por tres versos de arte menor con rima asonante: 8a-8b8a.

ATENCIÓN:

– La aparición del tú, el otro, para estar completo

– La importancia de la búsqueda de esencia de las cosas. Aparece verdad em mayúscula.

 

Esta entrada está relacionada con:

Vida y obra de Antonio Machado

Poemas de Antonio Machado (I)

Poemas de Antonio Machado (II)

Poemas de Antonio Machado (III)

Poemas de Antonio Machado (IV)

Poemas de Antonio Machado (VI)

 

 

 

 
Deja un comentario

Publicado por en 14 mayo 2018 en BACHILLERATO, LITERATURA

 

POEMAS DE ANTONIO MACHADO (IV)

A lo largo de varias entradas nos acercaremos a los poemas de Antonio Machado que entran en la Prueba de Acceso a la Universidad (PAU). Los poemas los trataremos en profundidad en clase, en estas entrada encontrarás unas simples pinceladas.

……………UNA NOCHE DE VERANO

Una noche de verano
—estaba abierto el balcón
y la puerta de mi casa—
la muerte en mi casa entró.
Se fue acercando a su lecho
—ni siquiera me miró—,
con unos dedos muy finos,
algo muy tenue rompió.
Silenciosa y sin mirarme,
la muerte otra vez pasó
delante de mí. ¿Qué has hecho?
La muerte no respondió.
Mi niña quedó tranquila,
dolido mi corazón,
¡Ay, lo que la muerte ha roto
era un hilo entre los dos!
.
Este poema  está incluido en el libro Campos de Castilla, publicado por el poeta Antonio Machado (1875-1939) en 1912 y que después reeditaría con la inclusión de nuevos poemas como este en 1917. Un triste acontecimiento ha irrumpido en la vida de Antonio Machado, la muerte de su querida esposa, Leonor, en agosto de 1912.

Este poema, a pesar de ser de su segunda etapa poética,  muestra una tendencia intimista donde el autor expresa sus sentimientos de dolor al presenciar la muerte de su mujer. y aparece algún símbolo, el hilo, como la unión amorosa del matrimonio. Sin embargo, utiliza un lenguaje muy sencillo, pero a su vez expresivo ya que refleja la sorpresa ante la presencia de la muerte, como la Generación del 98.

TEMA:  la muerte de Leonor y el profundo dolor y soledad que el poeta siente.
.
MÉTRICA: El poema consta de 16 versos octosílabos con rima asonante en pares quedando libre los impares. Se trata de un romance. Muy del gusto modernista
 
ESTRUCTURA: el poema consta de dos partes,  que a su vez cada apartado puede subdividirse en dos partes de cuatro versos cada uno.

a) Primera parte: En los cuatro primeros versos tras la localización temporal “Una noche de verano” se produce la entrada de la muerte en la casa del poeta. En los versos 5-8 Se narra muy descriptivamente el momento preciso del fallecimiento.

b) Segunda parte: En los  versos 9-12 se produce la muerte se aleja sin hacer el menor caso al poeta o a su sufrimiento ocasionado. En los cuatro últimos  versos 13-16 versos el poeta muestra su dolor, su vacío al romperse la unión con su joven esposa.

Pon ATENCIÓN a:
 .

Símbolos: Noche = símbolo de muerte; el balcón y la puerta abiertos = símbolo del ansiado escape al exterior; el hilo = la vida de la esposa.

Personificación: “La muerte en mi casa entró” “Dolido mi corazón”.

Antítesis de sentimientos: “Mi niña quedó tranquila,/dolido mi corazón,”—paz y dolor

– Pregunta retórica: “¿Qué has hecho?” Muestra la sorpresa e incredulidad ante lo ocurrido.

Exclamación retórica: “¡Ay, lo que la muerte ha roto /era un hilo entre los dos!” Mostrando su profundo dolor.

.
El poema, como han señalado diversos estudiosos, es una recreación o versión libre del romance anónimo del enamorado y la muerte (s. XV).
….
 .

……………EL MAÑANA EFÍMERO

La España de charanga y pandereta,
cerrado y sacristía,
devota de Frascuelo y de María,
de espíritu burlón y alma quieta,
ha de tener su mármol y su día,
su infalible mañana y su poeta.
El vano ayer engendrará un mañana
vacío y por ventura pasajero.
Será un joven lechuzo y tarambana,
un sayón con hechuras de bolero,
a la moda de Francia realista
un poco al uso de París pagano
y al estilo de España especialista
en el vicio al alcance de la mano.
Esa España inferior que ora y bosteza,
vieja y tahúr, zaragatera y triste;
esa España inferior que ora y embiste,
cuando se digna usar la cabeza,
aún tendrá luengo parto de varones
amantes de sagradas tradiciones
y de sagradas formas y maneras;
florecerán las barbas apostólicas,
y otras calvas en otras calaveras
brillarán, venerables y católicas.
El vano ayer engendrará un mañana
vacío y ¡por ventura! pasajero,
la sombra de un lechuzo tarambana,
de un sayón con hechuras de bolero;
el vacuo ayer dará un mañana huero.
Como la náusea de un borracho ahíto
de vino malo, un rojo sol corona
de heces turbias las cumbres de granito;
hay un mañana estomagante escrito
en la tarde pragmática y dulzona.
Mas otra España nace,
la España del cincel y de la maza,
con esa eterna juventud que se hace
del pasado macizo de la raza.
Una España implacable y redentora,
España que alborea
con un hacha en la mano vengadora,
España de la rabia y de la idea.

 

El poema “El mañana efímero” está incluido en el libro Campos de Castilla, publicado por el poeta Antonio Machado (1875-1939) en 1912 y que después reeditaría con la inclusión de nuevos poemas como este en 1917.

Este poema se inscribe dentro de su segunda etapa poética, en la que se va alejando del Modernismo para acercarse, en cuanto a temas y estilo, a los escritores de la Generación del 98.

Machado escribe este poema en 1913 cuando ya estaba viviendo en Baeza. El poeta había denunciado en otros poemas de Campos de Castilla la situación atrasada en la que estaba España y su deseo de regeneración en la línea de los noventayochistas. Sin embargo, quizás debido a la situación de estancamiento que se encuentra en Baeza, Machado hace en este poema una de sus más duras críticas al país, defendiendo una postura revolucionaria que parece alejarle de la mostrada por la Generación del 98.

TEMA: Oposición o contraste entre las dos “Españas”: la antigua frustrante y la nueva ilusionante.

MÉTRICA: El poema es una silva, formada por 42 versos heptasílabos y endecasílabos (no sigue una estructura fija), con rima consonante. Es una estrofa muy querida por A. Machado.

ESTRUCTURA:  presenta una división del poema en dos partes.

a) La primera parte del verso 1 al 34:  la crítica a una España tradicional y católica (María, sacristía, barbas apostólicas, …), acostumbrada a los malos vicios (charanga y pandereta, alusión a los toros, …) y de mentalidad cerrada, que supondrá un desgraciado futuro para el país.

b) La segunda parte  desde el verso 35 hasta el 42 y corresponde con la conclusión del poema, en la que el autor muestra una cierta ilusión  por la existencia de una España joven y de ideas que lo mantiene vivo y con esperanza.

En los versos con los que comienza el poema, Machado critica una España tradicionalista, que vive ocupada en la fiesta (“La España de charanga y pandereta”), en los toros (“devota de Frascuelo”) y en una fe irreflexiva (“cerrado y sacristía”) y que está anclada en el inmovilismo (“de alma quieta”). Esta España debe desaparecer (“ha de tener su mármol”), aunque se proyecta hacia un doble futuro: uno es el más inmediato y pasajero, “el mañana efímero” del título, entendido como prolongación del presente y detestado por el poeta; y otro, el más lejano, contemplado como la única esperanza posible en otra España joven que, a través del trabajo y la valentía, consiga construir un futuro mejor con el que el poeta se siente comprometido.

Para entender mejor el poema:

– Vocabulario:

Cerrado: convento o monasterio de clausura      Frascuelo: famoso torero

Su poeta: (irónico) el poeta “oficial” de la España decadente     Lechuzo: amante de la noche o de la fiesta

Tarambana: persona alocada y sin preocupaciones       Sayón: túnica de los penitentes de la Semana Santa

Bolero: chaqueta de torero              Zaragatera: bulliciosa/ que le gustan las multitudes

Ahíto: lleno (aquí “lleno de vino”)/ harto        Heces: impurezas del vino

España del cincel y de la maza: España del arte y del trabajo       Alborea: empieza a vivir

Os dejo el poema declamado por el gran actor Paco Rabal

 

Esta entrada está relacionada con:

Vida y obra de Antonio Machado

Poemas de Antonio Machado (I)

Poemas de Antonio Machado (II)

Poemas de Antonio Machado (III)

Poemas de Antonio Machado (V)

Poemas de Antonio Machado (VI)

 
Deja un comentario

Publicado por en 14 mayo 2018 en BACHILLERATO, LITERATURA

 

POEMAS DE ANTONIO MACHADO (III)

A lo largo de varias entradas nos acercaremos a los poemas de Antonio Machado que entran en la Prueba de Acceso a la Universidad (PAU). Los poemas los trataremos en profundidad en clase, en estas entrada encontrarás unas simples pinceladas.

……………A UN OLMO SECO

  Al olmo viejo, hendido por el rayo
y en su mitad podrido,
con las lluvias de abril y el sol de mayo
algunas hojas verdes le han salido.

¡El olmo centenario en la colina
que lame el Duero! Un musgo amarillento
le mancha la corteza blanquecina
al tronco carcomido y polvoriento.

No será, cual los álamos cantores
que guardan el camino y la ribera,
habitado de pardos ruiseñores.

Ejército de hormigas en hilera
va trepando por él, y en sus entrañas
urden sus telas grises las arañas.

Antes que te derribe, olmo del Duero,
con su hacha el leñador, y el carpintero
te convierta en melena de campana,
lanza de carro o yugo de carreta;
antes que rojo en el hogar, mañana,
ardas en alguna mísera caseta,
al borde de un camino;
antes que te descuaje un torbellino
y tronche el soplo de las sierras blancas;
antes que el río hasta la mar te empuje
por valles y barrancas,
olmo, quiero anotar en mi cartera
la gracia de tu rama verdecida.
Mi corazón espera
también, hacia la luz y hacia la vida,
otro milagro de la primavera.

Poema escrito por Machado el 4 de mayo de 1912. Leonor había tenido una pequeña recuperación en su enfermedad, pero moriría el 1 de agosto de ese mismo año.

Algunos críticos han sugerido una interpretación más amplia relacionada con el tema de España, que será una de las preocupaciones del poeta en esta segunda etapa literaria, cercana a la visión de los escritores del 98. Así, el olmo enfermo representaría la decadencia del país, y las hojas verdes, la esperanza del poeta en su regeneración.

TEMA: doble interpretación

A) Preocupación por la enfermedad de Leonor y esperanza de recuperación.

B) Descripción de un viejo olmo que revive gracias a la primavera.

ESTRUCTURA (también doble): Podemos dividir el poema en tres partes.

A) Relacionada con Leonor

-Versos del 1 al 14: situación de Leonor enferma y como la enfermedad recorre su débil cuerpo.
-Versos del 15 al 27: El poeta expresa su miedo a perder a Leonor.
-Versos del 28 al 30: El poeta expresa su esperanza en su posible recuperación.

B) Relacionada con el olmo

-Versos del 1 al 14: Descripción general del estado y la situación del olmo y comparación con los álamos.
-Versos del 15 al 27: El poeta expresa su deseo de recordar la aparición de las hojas verdes antes de que muera el árbol.
-Versos del 28 al 30: El poeta expresa su esperanza.

MÉTRICA: Este poema está formado por 30 versos de arte mayor y menor, ya que son de once y siete sílabas (endecasílabos y heptasílabos) pero sin seguir ninguna regla aparentemente. La rima es consonante, menos en el verso 24 que es no rima. Es una forma métrica denominada silva, es una forma sencilla que Machado utiliza con frecuencia.

Para entender mejor el poema:

– Abundancia de símbolos: Olmo: Leonor; arañas, hormigas: enfermedad; río: el paso del tiempo; primavera: el renacer; mar: la muerte; rama verdecida: el milagro, sobrevivir al duro golpe vivido.

– Presencia de comparación: “No será, cual álamos cantones que guardan el camino y la rivera”, para poder contrastar la vida y la muerte.

– Utilización del hipérbaton para cambiar el orden normal de la frase “con las lluvias de Abril y el sol de Mayo, algunas hojas verdes le han salido” y así dar contraste.

– Aparece varios campos semánticos: de los colores (“hojas verdes”, “musco amarillento”, “corteza blanquecina”) aportando un valor estético, como si lo estuvieras viendo con tus propios sentidos. También encontramos el campo semántico de la vejez (“centenario”, “podrido”, “viejo”, “polvoriento”) que remite al paso del tiempo y por tanto un acercamiento a la muerte.

ATENCIÓN

A pesar de que Machado se va distanciando en esta etapa del Modernismo, se aprecia en este poema la influencia del Modernismo intimista en esa mirada hacia dentro, donde encuentra sentimientos como el dolor por la enfermedad o por la decadencia y la esperanza. También se observa la huella del Posromanticismo en la proyección del estado de ánimo en el paisaje (el olmo, las hojas verdes).

Os dejo con la voz de Joan Manuel Serrat interpretando el poema

 

……………SOÑÉ QUE TÚ ME LLEVABAS

Soñé que tú me llevabas
por una blanca vereda,
en medio del campo verde,
hacia el azul de las sierras,
hacia los montes azules,
una mañana serena.

Sentí tu mano en la mía,
tu mano de compañera,
tu voz de niña en mi oído
como una campana nueva,
como una campana virgen
de un alba de primavera.

¡Eran tu voz y tu mano,
en sueños, tan verdaderas!…

Vive, esperanza, ¡quién sabe 
lo que se traga la tierra!

Este poema  está incluido en el libro Campos de Castilla, publicado por el poeta Antonio Machado (1875-1939) en 1912 y que después reeditaría con la inclusión de nuevos poemas como este en 1917. Un triste acontecimiento ha irrumpido en la vida de Antonio Machado, la muerte de su querida esposa, Leonor.

TEMA: Recuerdo de Leonor a través de un sueño y anhelo de otra vida más allá de la muerte.
 .
ESTRUCTURA:  Siguiendo su composición métrica, el poema se compone de 4 partes:
–  La primera parte: descripción de un bello paisaje soñado, tal vez recuerdo de algo vivido junto a su joven esposa.
– La segunda parte: sensaciones añoradas de su mujer (tacto, voz), su querida y joven compañera.
– La tercera parte: recuerdo intenso de Leonor.
– La cuarta parte: El poeta ya no sueña, pero anhela y duda sobre la existencia del “más allá”, tal vez para volver a estar feliz con su mujer.
 .
 MÉTRICA: Está formado por 16 versos de arte menor, octosílabos, y con rima asonante en los pares, estamos ante un romance. Estrofa muy popular, tradicional y muy querida por Machado. Los versos están agrupados en 4 estrofas (las 2 primeras  estrofas de 6 versos y las otras dos de dos versos).
 .
ATENCIÓN

Por la expresión intimista, la adjetivación y el simbolismo utilizados es un poema que supone un retorno al tono de Soledades. Es un poema lírico, sencillo.

– Machado utiliza adjetivos de color para expresar sentimientos agradables y de  esperanza: blanco, verde, azul…Adjetivos de alabanza y de consideración hacia Leonor: serna, compañera, nueva, verdadera,…

– Simbolismo:  soñar: sentimiento y actividad del viajero, forma del conocimiento, soñar es una forma íntima de vivir; vereda: camino, búsqueda, anhelo; el campo, las sierras, los montes: realidad exterior; la campana: alegría, juventud; alba de primavera: la juventud; la tierra: la muerte.

 Escuchad la declamación del poema
 
Deja un comentario

Publicado por en 14 mayo 2018 en BACHILLERATO, LITERATURA